fbpx
  • 0
  • 0

El envejecimiento afecta la agilidad y la precisión de algunas de nuestras capacidades cognitivas, como la memoria, la capacidad de mantener la atención por períodos prolongados, o la dificultad transitoria para evocar algunos nombres.

Aunque muchas de estas dificultades son normales en el proceso de envejecer, es importante saber diferenciar aquellas señales que puedan sugerir los primeros síntomas de un deterioro cognitivo.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *